La probabilidad de contagiarse de COVID-19 por superficies es menos de 1 en 10.000

F3BWOY3Q5NA4NCNLV2DHEGPLJU.jpg

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades publicaron el lunes un reporte científico en el que destacan que la infección por contacto con superficies contaminadas tiene menos de 1 en 10.000 posibilidades.

Desde que llegó la pandemia nos hemos vuelto unos expertos en la desinfección. Las superficies, las llaves de la casa, la chapa, las bolsas de los domicilios, las frutas y las verduras eran sometidas a un riguroso proceso de lavado con desinfectantes tras regresar de la calle. Sin embargo, la evidencia científica reciente ha demostrado que el uso de desinfectantes es innecesario para evitar infecciones en la mayoría de las situaciones cotidianas. (Le recomendamos: Invima lanza advertencia sobre el uso de tarjetas desinfectantes a base de dióxido de cloro)

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) hicieron un nuevo anuncio en el que, tras revisar toda la evidencia científica sobre contagios de COVID-19 por superficies, aseguran que el riesgo de contagio por esa vía es extremadamente raro. Por lo que, explican, es suficiente limpiar los objetos con agua y jabón o un detergente común, y no con los químicos a los que estábamos acostumbrados. Según indicaron, “los resultados de estos estudios sugieren que el riesgo de infección por SARS-CoV-2 a través de la ruta de transmisión de objetos es bajo, y generalmente menos de 1 en 10,000″, lo que significa que cada contacto con una superficie contaminada tiene menos de 1 en 10,000 posibilidades de causar una infección.

El pasado 5 de abril los CDC publicaron las conclusiones de esta revisión en un reporte científico en el que argumentan que “debido a los muchos actores que afectan la eficiencia de la transmisión ambiental, el riesgo relativo de transmisión por objetos del SARS-CoV-2 se considera bajo en comparación con el contacto directo, la transmisión por gotitas o la transmisión aérea”. Asimismo, señalan que en los espacios abiertos y en exteriores, “debido a la dilución y el movimiento del aire, así como a las condiciones ambientales más difíciles, como la luz solar”, la posible infección por superficies se reduce mucho más. (Le puede interesar: El mundo supera los 130 millones de casos de COVID-19)

Este documento también insiste en algo en lo que desde hace tiempo los organismos y autoridades sanitarias insistían: la fumigación y la nebulización de los lugares no es útil ni segura. Está desaconsejada. Por el contrario, el agua y el jabón se consideran suficientes para reducir el riesgo de infección, lo que puede hacer más fácil y económica la limpieza de viviendas, establecimientos y escuelas que han empezado a reabrir. “Una rutina de limpieza hecha eficientemente con jabón o detergente, al menos una vez al día, puede reducir sustancialmente los niveles del virus en las superficies”, asegura el documento. “Al limpiar superficies que se tocan con frecuencia, limpiar con jabón debería ser suficiente para reducir el relativamente bajo riesgo de transmisión en interiores”.

En este sentido, aseguran que solo se recomienda el uso de desinfectantes especiales cuando se confirme que ha habido un caso positivo de COVID-19 en las últimas 24 horas en el establecimiento en cuestión. “La gente puede infectarse con el virus que causa el COVID-19 si toca objetos o superficies contaminadas. Sin embargo, las pruebas muestran que el riesgo de transmisión a través de esta vía es bajo”, aseguró en una rueda de prensa la directora de los CDC, Rochelle Walensky.

A estas conclusiones llegan luego de que numerosos investigadores hayan estudiado cuánto puede sobrevivir el SARS-CoV-3 una variedad de superficies porosas y no porosas. Sin embargo, resaltaron que esas condiciones para los experimentos no reflejan realmente las condiciones del mundo real, como la cantidad inicial del virus, y los factores que pueden quitar o degradar el virus como la ventilación y las condiciones ambientales.

Asimismo, el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC) también asegura en sus guías que esta vía de contagio es la menos probable. Según el diario El País, destaca que después de millones de enfermos en todo el mundo no se ha registrado ningún caso por infección por fómites.